Yoga para los runners

Yoga para los runners

La moda del running parece imparable en España, y cada vez son más los deportistas (o no tan deportistas) que se atan las zapatillas varias veces a la semana para quemar asfalto –o camino, o carretera, o sendero… Y el yoga, para los runners, puede ser una excelente herramienta para prevenir lesiones y mejorar en las carreras.

Si eres runner, aquí tienes 5 motivos para practicar yoga.

1. Controla tu respiración

Si has sufrido flato en alguna sesión de entrenamiento o durante alguna carrera, sabes perfectamente lo molesto y frustrante que puede llegar a ser. El yoga te va a ayudar a controlar los ritmos de respiración en tu vida cotidiana y en situaciones adversas o de gran esfuerzo físico. Además, aprenderás a sacar el máximo partido de tu capacidad pulmonar y será más difícil que te quedes sin aire. Verás también que aumenta tu resistencia y la fatiga tarda mucho más tiempo en manifestarse. No olvides que respirar mejor es correr más.

2. Propiocepción y prevención de lesiones

Como explica Francisco Tarantino, la propiocepción “hace referencia a la capacidad del cuerpo de detectar el movimiento y posición de las articulaciones”. Cuando trabajas las asanas –posturas– en yoga, obligas a tus tobillos y a tus rodillas a soportar tu peso mientras mantienes el equilibrio y estiras todo tu cuerpo. En el medio plazo notarás que tus articulaciones son mucho más fuertes, tienen más rango de movimiento y reaccionan mejor ante imprevistos (por ejemplo, meter accidentalmente el pie en un agujero ya no supondrá tanto riesgo de esguince si tus tobillos son más fuertes).

3. Yoga para los runners a nivel psicológico: ¡vuelve al “aquí y ahora”!

Recuerdo que hace meses participé en una sesión gratuita de “Yoga Running” en Feel Your Fit, porque llevaba ya un tiempo practicando tanto el running como el yoga y sentía curiosidad por conocer algún planteamiento que combinara ambas disciplinas.

Una de las mayores lecciones que aprendí aquel día fue que la respiración de yoga (se inspira y se espira siempre por la nariz) se puede trasladar a la carrera en momentos puntuales para recobrar fuerzas a nivel psicológico. Obviamente, tomar y soltar aire por la nariz en medio de una carrera no es precisamente lo que el cuerpo te pide, pero hacerlo solo en un par de ocasiones cuando estemos cansados o frustrados tiene un efecto sorprendente. Básicamente, volverás al “aquí y ahora”, despejarás la mente y recuperarás la concentración necesaria para seguir adelante.

4. Te recuperarás mucho antes

Después de casi un año corriendo, me he dado cuenta de que mi cuerpo se recupera mucho más rápidamente si realizo estiramientos de yoga después del entrenamiento o carrera y –sobre todo– si acudo a una sesión de yoga al día siguiente. A veces puedo sentir los músculos atrofiados y el esfuerzo físico que me supone comenzar a estirar todo mi cuerpo, pero termino la clase sintiéndome nueva y lista para otra sesión de entrenamiento running.

5. Tu espalda te lo agradecerá

Ante esfuerzos prolongados o rodajes de muchos kilómetros, es muy frecuente empezar a encorvar el cuerpo sin tener conciencia de ello, y pueden aparecer molestias o lesiones en la espalda y en las rodillas. Una de las grandes lecciones que me ha enseñado el yoga es a mantener la espalda erguida y a proteger mi lumbar con una buena postura corporal, incluso durante una carrera.

¿Te he convencido ya? Namasté! 🙂

Imagen de Dave Rosenblum.

——————————————————————————————————————————-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *