Cómo saber si tienes adicción a los peluches [Humor]

Adicción a los peluches

Llevo ya un tiempo compartiendo mi pasión (o más bien, mi adicción a los peluches) con otros usuarios de Instagram y Twitter (a través de @pelucheando) y me ha hecho mucha gracia comprobar que, efectivamente, no soy la única “loca de los peluches” en el mundo.

El otro día, otra instagramer me envió un enlace a un post que me hizo mucha gracia y que me gustaría compartir en esta web… Va a ser verdad que hay una serie de características comunes a todos los coleccionistas de peluches :p

Tienes adicción a los peluches si…

  1. Conservas un peluche (o más de uno) de esos de la infancia, que ya está viejo y desgastado, e incluso medio roto.
  2. Cuando las personas de tu entorno insisten para que te deshagas de alguno (o de muchos), eres incapaz y defiendes tu idea de que los peluches tienen alma y sentimientos, ¡y no debemos abandonarlos!
  3. Todos tus peluches tienen nombre, y casi siempre son nombres absurdos o inventados.
  4. Tienes un peluche favorito. Da igual cuántos te regalen a lo largo de tu vida: siempre hay uno especial.
  5. En tu colección hay peluches de los que te avergüenzas. Pero aun así los conservas, porque también tienen alma y sentimientos :p
  6. En tu habitación hay peluches de todas las especies (y seguro que llevas tiempo buscando un armadillo o un ornitorrinco). Además, da igual que ya tengas un perrito de peluche, porque irás comprando o consiguiendo otros perritos de distintas razas. Y lo mismo pasa con los ositos: no es lo mismo un oso pardo que un panda, ¿verdad?
  7. No pueden faltar los “peluches temáticos” de distintas festividades: peluches de San Valentín, de Navidad, de Halloween…
  8. Ya has olvidado qué aspecto tiene tu cama, porque siempre está totalmente cubierta de peluches.
  9. Lo que significa que no puedes traer “invitados” a la cama :p
  10. Y si aun así los traes, tendrás que hacer espacio
  11. Lo cual te generará un trauma, porque es una difícil decisión: ¿qué peluches se quedan y quiénes se van?
  12. Tus amigos o familiares ya te han hecho algún que otro “ultimátum” sobre los peluches.
  13. Alguna vez has comprado uno de esos “peluches-almohada”.
  14. Tienes taaaantos peluches que serían suficientes para hacer vestidos con ellos… hasta diez vestidos.
  15. Pero al fin y al cabo, pase lo que pase… Sigues estando orgullos@ de tu colección.

¿Tú también tienes adicción a los peluches? ¿Qué signos se han quedado sin mencionar?

Fuente: BuzzFeed.

Imagen de: Ruth Hartnup 

——————————————————————————————————————————-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *