Claves para ser un buen monitor de gimnasio

Claves para ser un buen monitor de gimnasio – Laura Tejerina

Con estas líneas no pretendo formar a un monitor (sería imposible), sino refrescar la memoria a los que ya están formados y se dedican profesionalmente a este campo. Dependiendo de los cursos que cada uno haya realizado y de los monitores que haya tenido como ejemplo visual en su vida de alumno, habrá puesto más atención en  unos aspectos o en otros.

De lo que he ido aprendiendo gracias a mi formación, a mis lecturas y a otros monitores, me gustaría destacar los siguientes consejos, que deberían quedarse grabados a fuego en la mente para tenerlos en cuenta durante las clases y fuera de ellas. Espero vuestros comentarios para que completemos esta lista y expresemos nuestras opiniones personales.

  • Formación: parece una obviedad, pero muchas personas creen que “cualquier alumno avanzado” puede dar clase. No solo hay que apuntarse a un curso para obtener la titulación (en centros especializados o federaciones), sino que debemos continuar recibiendo una formación constante después. Para no perder la soltura, la destreza, la técnica y la creatividad, es fundamental apuntarse a convenciones, inscribirse en jornadas y cursos de reciclaje y asistir a clases que impartan otros monitores. Dedicar 40 horas semanales a trabajar en un gimnasio no es suficiente: necesitamos caras nuevas y estilos nuevos, y por ello también necesitamos seguir siendo alumnos, aunque tengamos que utilizar nuestro tiempo libre para poder recibir esa formación.
  • Actitud: un monitor debe ser alegre y extrovertido, y fomentar la creación de un ambiente de trabajo alegre, saludable y no competitivo. Por tanto, es fundamental la humildad, una cualidad cada vez más difícil de encontrar en el mundo del fitness. La máxima prioridad es siempre la salud y el trabajo físico de los alumnos; no la destreza del instructor ni la belleza o la dificultad de la coreografía. El buen humor es el toque final para solucionar esos instantes en los que “nos quedamos en blanco”. Si nos confundimos con la coreografía, ¡pues lo decimos! Seamos sinceros con nuestros alumnos y restemos importancia a los errores con frases del tipo “¡Huy, que se me ha ido la pinza!”
  • Técnica.
  • Postura: las personas imitamos lo que vemos, así que los monitores tenemos en nuestras manos la complicada misión de dar ejemplo. Conviene grabarse de vez en cuando y prestar atención al espejo. ¿Qué imagen estamos transmitiendo? ¡No olvidemos nunca la fórmula básica espalda recta + hombros relajados + mirada al frente + rodillas semiflexionadas!
  • Doble función: en el curso de formación que recibí, nos dijeron “Sois monitores y sois instructores: monitorizáis la clase, instruís a los alumnos”. Hablaré de esto con más detalle en futuros posts.
  • Doble comunicación (verbal y no verbal): es, sin duda, el tema que más me fascina. ¡Tened por seguro que escribiré mucho sobre ello!
  • Monitores en todo momento: no solo somos instructores cuando impartimos clases. Es fundamental mantener una correcta postura corporal dentro y fuera del gimnasio, por nuestra propia salud y para seguir dando ejemplo si nuestros alumnos nos ven por la calle. Obviamente, esto también se aplica a la actitud.

——————————————————————————————————————————-

4 comentarios en “Claves para ser un buen monitor de gimnasio

  1. Ummm… queremos saber mucho más!!! jijijij estaremos pendientes de tus publicaciones!!! para mi lo más importante es no perder la MOTIVACION y las GANAS DE MEJORAR… pero estoy de acuerdo con todo lo dicho… y si, a veces se me olvida!!! GRACIAS.

    • Muchas gracias por el comentario, Rosa. A mí me parece que la motivación es esencial en cualquier tarea que queramos llevar a cabo: considero que no hay un sentimiento más horroroso que trabajar sin vocación. Y cuando a alguien le encanta su trabajo, transmite esa pasión a los demás y mantiene siempre las ganas de mejorar.
      Un conocido me dijo que, si te gusta lo que haces en la vida, debes estar dispuesto a pasar, como mínimo, 30 minutos al día leyendo artículos y publicaciones sobre ello. Si no lo haces por “falta de tiempo” o por pereza, o si lees con desgana, probablemente esa no sea tu vocación.

      Un saludo y ánimo con esa motivación 😉

  2. Si me permites y me dejas, creo que la TÉCNICA se ha quedado sin explicación, y si quieres, puedes adjuntar lo que yo creo como técnica:

    Todo movimiento tiene un principio y un final, dicho movimiento repetido constantemente pasa a ser un ejercicio y este ha de ser ejecutado con fuerza, limpieza y precisión.

    En cada uno de mis viajes al extranjero, pero al igual en cada una de mis clases, reviso constantemente tanto mi técnica como la de mis compañeros, una correcta entrada y salida del movimiento hace que una clase sea diferente a la otra.

    La fuerza es esencial para poder ejecutar una buena técnica, sea en el deporte que sea, tus músculos han de generar una tensión constante para una correcta ejecución de los movimientos.

    • Hola, César.

      Muchas gracias por tu comentario a ti también. No he incluido nada sobre la técnica porque pensaba escribir un poco sobre ello en otro post, pero he de decir que lo has explicado con mucha claridad. A mí siempre me han parecido fundamentales las cuestiones de limpieza y amplitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.