Consejos prácticos para la Cabalgata de Reyes

Consejos prácticos para la Cabalgata de Reyes – Laura Tejerina

Un año más, llegan los Reyes Magos, y en Madrid le damos la bienvenida con nuestra famosa cabalgata, cuyo programa podéis ver accediendo a la página web del Ayuntamiento. También podéis saber qué tiempo va a hacer en las distintas cabalgatas de España gracias a este post que ha compartido Emilio Rey.

Lo que yo quiero incluir en este post tiene que ver con las interminables horas de espera a que pasen Sus Majestades. Cada año veo a padres desesperados, niños aburridos y, en general, a gente «muerta de frío», en lugares de poca visibilidad y sufriendo bastante para conseguir caramelos. Así que he pensado: ¿por qué no compartir en un post todos esos consejos que he aprendido después de años asistiendo a la cabalgata como miembro de un grupo scout, y después de otros años por mi cuenta?

  • Mejor ir pronto para tener sitio asegurado. Y con «pronto» me refiero a «muy pronto». En los últimos años, he llegado a las 15.30 para conseguir un hueco en primera fila en el tramo entre Nuevos Ministerios y Gregorio Marañón (es decir, el principio del recorrido).
  • Dado que la cabalgata comienza a las 18.30, los niños pequeños se van a aburrir mucho. He visto a padres que llevan sillitas para que se sienten sus hijos, pero no compensa cargar con ese peso porque en poco menos de una hora tendrás que retirar la silla por falta de espacio.
  • La ropa de abrigo es fundamental: estar de pie mucho rato incrementa esa sensación de frío, así que recomiendo llevar botas con doble calcetín, camisetas ajustadas que cubran bien la zona lumbar y, por supuesto, un abrigo grueso, gorro, bufanda y guantes.
  • Otra estrella para combatir el frío es un termo con chocolate caliente: ¡ideal para matar el hambre y para volver a entrar en calor!
  • Lleva un par de bolsas de basura (vacías y limpias, por supuesto) para poder sentarte un rato en el césped mientras esperas (en las zonas con césped, claro).
  • También es útil llevar otras bolsas de plástico para guardar los caramelos a medida que los atrapas. ¡Cuidado porque los «caramelazos» en el ojo duelen mucho!
  • Cuando hayan acabado de pasar las carrozas, es mejor caminar un poco hacia alguna estación de Metro un poco alejada de la muchedumbre. De lo contrario, volver a casa se convierte en una auténtica odisea.
Si me queda algo en el tintero, quizá se pueda resumir en: «¡Paciencia!» Si vas con niños pequeños, ten preparado un interminable abanico de canciones y juegos para entretenerles. De lo contrario, no querrás volver a una Cabalgata de Reyes…

——————————————————————————————————————————-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.