La importancia de la formación

La importancia de la formación – Laura Tejerina

Aunque ya mencioné algo sobre la formación de los monitores de gimnasio en un post anterior, creo que todos necesitamos una reflexión un poco más profunda. Un ejercicio muy bueno es hacerse la pregunta “¿Por qué tengo que seguir recibiendo formación?” Voy a escribir aquí algunos de mis motivos y espero que vosotros compartáis también vuestras opiniones en los comentarios.

  • Un impulso para tu creatividad: si estás quedándote sin ideas, aprende de otros profesionales que crean coreografías según su propio estilo, sus gustos y lo que hayan aprendido, a su vez, de otros profesionales.
  • Presenters internacionales: algunos monitores no se han quedado “anclados” en el gimnasio de su barrio, ni en sus federaciones, sino que han llegado mucho más lejos y han saltado a las tarimas en importantes eventos internacionales. Se mueven con soltura, comunican muy bien (sobre todo, porque se han acostumbrado a dirigir la clase en otros idiomas) y han perdido por completo el miedo escénico que muchos instructores experimentados mantienen a pesar de haber desempeñado su profesión durante años.
  • Estilo y movimiento: al igual que cada persona tiene una forma concreta de andar, cada instructor se mueve de una manera distinta. Hay quienes acentúan más el paso con la pierna líder para asegurarse de que sus alumnos siguen trabajando al ritmo de la música, hay quienes hacen una pisada más relajada que otros, etc. Cuantos más formadores hayas tenido a lo largo de tu vida profesional, más estilos y “trucos” aprenderás.
  • Diversión: ¿acaso hay alguien que se aburra en estos eventos formativos de fitness?
  • Teoría de construcción coreográfica: además de pasarlo bien en las clases, hay que aprovechar para “analizar fríamente” la teoría de los pasos (método didáctico empleado, base inicial, desarrollo, cambios e inserciones, ajuste con la música en cada momento, etc.). Lleva bolígrafo y papel para apuntar detalles que quieras recordar.
  • Recursos para tu próxima clase: si los formadores que participan en el evento lo permiten, graba las coreografías y aprovecha los bloques coreográficos para crear nuevas combinaciones y modificarlas. Si estás trabajando como monitor, tendrás mucho material nuevo que explotar y transformar. De hecho, muchos repiten exactamente la coreografía que aprendieron en el evento… ¡eso es “echarle cara”!

Estas son algunas de las razones por las que quiero seguir formándome constantemente. No me vale con las clases que recibo normalmente para entrenar y pasármelo bien. Necesito algo más, y ese es uno de los motivos por los que asistiré, este fin de semana, al evento Solo Aeróbic, organizado por César Millán. Si sobrevivo a tal paliza psicológica y física, hablaré de ello la semana que viene.

¿Qué opináis? ¿Qué falta en esta lista?

——————————————————————————————————————————-

2 comentarios en “La importancia de la formación

  1. Sigues sorprendiéndome y me gusta, pero cuantos optan por este camino? Nos dibujamos una hoja de ruta en nuestra vida profesional? Creo que no, mucho, la mayoría optan por ese curso de formación “primario” y creen que ya lo tienen todo, y no, es el principio de ningún fin ya que nuestra profesión requiere de una constante evolución.

    Objetivo de mi enseñanza es ese, reciclaje continuo…

    • Gracias por abrir esta nueva línea de debate-discusión, César. Me gustaría añadir que estoy muy de acuerdo con eso de que nuestra profesión no se acaba nunca. Es más: soy de las que piensan que ninguna profesión se acaba nunca, que no existe una cima a la que podamos llegar para decir: “¡Ya he aprendido todo, ya soy monitor/profesor/cineasta/periodista/médico/físico/etc.!”
      Precisamente, somos lo que somos porque trabajamos diariamente para mejorar.

      Un saludo 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.